Hazañas a la tercera edad


No podía ser de otra forma. No podrían ser otras personas. No podría ser mas adelante. Era el momento de cumplir el "Gran Reto" y vaya que si se cumplió. 4 héroes y un vasco fueron los elegidos entre millones de personas que lo habían intentado pero se dejaron, si no la vida, la fuerza en las siempre sobrecogedoras aguas del Lago.
Años atrás, nuestros valientes HÈROES, (cuales Bomberos Neoyorkinos) alcanzaron su primer y gran reto, subir a la escarpada cumbre de Peña Trevinca, ahora, rememorando viejas glorias, el Gran Reto consistía en cruzar a nado el mismísimo Lago de Sanabria...

Todo comenzó a fraguarse el día en que TBM, el hombre record y su apoderado Andrés, se dejaron caer en Sanabria para descansar de unas merecidas vacaciones... nada mas lejos de la realidad.
El sol calentaba en una tranquila tarde de agosto, mientras entre cerveza y cerveza, Boogie Man soltó la bomba mientras levantaba irónicamente una ceja: "Ke, hay cojones este año a cruzarnos el lago??" Tras varios años madurando la idea, el catalán propuso a sus 2 incondicionales compañeros, Andrés y Gerard, cumplir el sueño que les faltaba para sentirse completamente realizados. "Vale, como quieras, ¿Ahora?" Exclamó (eso si, con 2 huevos) Gerard, un hombre de personalidad muy curiosa pero que su físico esta comprendido por mitad hombre, mitad delfín. Andrés, ante tal desafío, les puso rapidamente los pies en el suelo, "Vale, por mi no hay problema, sé que eres un gran nadador de fondo Gerard, pero aquí el colega "saltacabras" y yo, debemos prepararnos un poco..."

La tercera semana de agosto era la fecha escogida para realizar el sueño sanabrés, hasta entonces, y día tras día, tarde tras tarde, las playas de "El Pato" y "Los Enanos" eran testigos presenciales de kilometros y kilometros de lado a lado que se devoraban los intrépidos nadadores preparandose para el día de autos.

La climatología les jugó una mala pasada, ya que el día escogido para la gesta, hacía difícil y muy peligroso el solo pensar el meter los pies en el agua. De hecho, un socorrista homosexual, con un cuerpazo forjado a base de horas de gimnasio, colocó la bandera roja en la playa del Camping para posteriormente peinarse sus cabellos de 'Locomía' a favor de la brisa marina...

Dias mas tarde, en un segundo intento, y con los nervios a flor de piel, procedieron a realizar la proeza. Bajaron hacia el pato, allí se encontraron con 2 jóvenes de Vigo, Jose (Jokin Brother) y el "otro" vasco, a los que invitaron a hacer realidad la travesía, necesitaban un chofer para el patín de urgencias y se llevaron al chofer (el vasco) y a un nadador mas que se apuntó para espabilarse la palmera que llevaba de la noche anterior (Jose A.).

Así que manos a la obra y tras un pequeño calentamiento, procedieron a cruzarse el lago.
La teoría era de puta madre. Salimos de la playa de "Los Enanos", seguimos rectos hacia el medio del lago para evitar así las corrientes y las siempre inquietantes algas que se pudieran encontrar. A la izquierda del patín, TBM y Gerard, a la derecha Andrés y Jose Antonio. El FRS desde la base de "el Alto", controlaba en la lejanía el devenir de los valientes nadadores. En la orilla Lupe con el pañuelo blanco nuclear y con los ojos llorosos despidiendo a los heroes, los niños, preocupados en su inocencia, gritaban desde las zarzas, ¡¡ No corras PAPA !!. Varias Jamelgas alemanas despedían dando saltitos en top-less a Gerard gritando improperios en germano, que se tornaron en silencio cuando éste, a 50m de la orilla, se dio la vuelta y exclamó ¡¡ Callaros de una puta vez, golfas !!...

La travesía fue movidita, ya que a 10 minutos de empezar a nadar, ya se apreciaban los primeros escarceos y sintomas de descontrol absoluto, muy propio del FRS. Mientras el grupo formado por Gerard y TBM, nadaban constantes y tranquilos hacia el centro geográfico del lago, los otros 2, acompañados por el patín, se escoraban a estribor de una manera muy sospechosa... tan sospechosa era que tras varias paradas a cargo de Jose A. el cual se excusaba en que se le enredaba el bañador en la entrepierna, se le llenaban las gafas de agua, le picaban sus erectos pezones, etc... habían arribado casi a la playa de San Martín (Nude Beach). Andrés no daba crédito, habían salido juntos y ahora, tras un leve descuido y error de pilotaje, había casi 1 Km de diferencia entre ambos grupos.

Tal era el desconcierto en el grupo dos, que se hizo necesario la presencia de un helicóptero en la zona, a día de hoy, aun desconocemos si el pájaro de hierro era del 112, de IKONA, o de FRS TV... pero el caso es que les puso a los dos extraviados y al patín en el camino adecuado.

Mientras tanto, en el medio del puto Lago, se libraba una batalla entre el hombre y los elementos marinos. La oscuridad absoluta era lo único que se apreciaba durante el trayecto, de hecho, Gerard hizo un pequeño amago de quedarse dormido mientras nadaba, sí, es capaz de ello y de mucho mas... Mientras tomaban referencias en la costa para alcanzar la playa de Ribadelago, se toparon con una sorpresa singular, un pez legendario, uno de esos que son difíciles de encontrar, TBM juró que era un "Pescadus Troitus Moluscusaurio" de casi 3 metros de longitud, que se creía extinguido despues de la glaciación, un pez con muy mala hostia, ya que se obsesionó con el 'paquete marcante' de TBM, dificultandole en exceso el braceo... gracias a dios no pasó a mayores, ya que su compañero Gerard, aprovechó para realizar su particular avituallamiento y de 2 bocados se merendó el moluscusaurio... esperemos que aun queden mas...
No fue la única anécdota que tuvieron que pasar, ya que mas tarde, y enfilando hacia la playa a todo gas, se enredaron en un banco de algas, con las que tuvieron mas que palabras. Eran algas milenarias que plantó el Rubio en un acto de recuperar la naturaleza. No estaban solas, a las algas sanabresas se les unió una familia de medusas que volvieron a complicarles la vida a nuestros héroes, que estenueados, estuvieron a punto de arrojar la toalla. Sacando fuerzas de flaqueza, lograron destrozar las algas milenarias del rubio y para espantar las algas, mejor maña que fuerza, TBM les comentó que conocía a un primo de Pele que era proxeneta y éstas desistieron de su ofensiva.

Andrés y Jose A. no tuvieron que pelear con animales exóticos, ni algas ni nada, bastante tenían con haberse desviado como lo hicieron y verse en la tremenda obligación de cruzarse el lago, primero a lo largo, y luego a lo ancho... sin embargo Andrés, comentó que en plena marcha hacia la costa de llegada, que se le nublaba la vista debido a la deshidratación y veía ninfas en el fondo que le canturreaban en pelotas el "aserejé"... el de Carreira Grixa volvió en si tras un "varazo" que le atizó el vasco para que se acercara al patín a tomar un poco de bebida isotónica para recuperar cuerpo y mente. "Jamás me había sentado tan bien una cervecita..."

El momento había llegado, los primeros en arrivar a la playa de Custa Llago, fueron TBM y Gerard (en ese mismo orden), estenuados, agotados, y arrodillados en la arena con brazos en alto al mejor estilo Platoon, festejaron la llegada fundiendose en un abrazo, TBM + Gerard, mas tarde TBM + su esposa, y para finalizar Gerard con las cochinas alemanas esas que le despidieron en Top-less en "Los Enanos"...

Poco despues, y sorprendentemente rápido para lo distantes que estaban, llegó el 2º grupo, cansados, pero muy motivados. Tal era la alegría y el alboroto montado por las miles de personas que se congregaron en la playa de Ribadelago, que Andrés si no le paran se vuelve a nado (con 2 cojones y genes vascos) hasta la salida.

Para completar la hazaña, tanto los jovenes, como los de la tercera edad, regresaron los 5 en el mismo patín de auxilio con el que habían conseguido el tan ansiado logro. Mas tarde, Celso y la gente de Vigo dieron buena cuenta de la hazaña realizando un recibimiento a los campeones como se merecían. Y aunque Andrés no se mereciese la 'santa' bronca que le cayó por parte de Auri: "¡¡¡Como se te ocurre ir a la otra punta del lago sin manguitos, pero tu eres tonto o ke ??!!!!! " No todo es color de rosa, sin embargo, estos valientes se merecen entrar en el libro de oro de Sanabria por lograr otro grandioso reto... "El Gran Reto".